La Unión Europea autoriza la comercialización para el consumo humano del gusano amarillo,
buenas noticias para el planeta.

15 julio 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Ya era posible alimentar a los peces de las granjas de acuicultura y a los animales de compañía con proteínas procedentes de larvas de insectos, como la mosca soldado negra Hermetia illucens. El escarabajo Tenebrio molitor (o más bien su larva) es el primer insecto que obtiene la luz verde europea para el consumo humano.

 Los alimentos a base de insectos, considerados hasta ahora como «productos nicho «, ofrecen una solución prometedora a los retos de sostenibilidad de la industria alimentaria. Los insectos son una alternativa a las harinas de soja o de pequeños peces marinos que necesitan nuestras granjas (cerdos, aves de corral, peces), productos con un inmenso impacto ecológico. El cultivo de la soja es responsable de la deforestación, la contaminación (plaguicidas) y la disminución de la biodiversidad. La pesca industrial afecta a las cadenas alimentarias del océano y los depredadores marinos ya no tienen acceso a estos recursos vitales.

El crecimiento de la población y la mejora del nivel de vida seguirán provocando considerables necesidades de proteínas, con un riesgo máximo para los ecosistemas mundiales que ya son muy frágiles debido a la intensificación de las necesidades de agua y tierra que generan cada vez más emisiones de gases de efecto invernadero.

Los insectos alimentados con los coproductos de la agricultura vegetal crean proteínas, aceites (alternativas al aceite de soja o de coco) y abono agrícola, con un mínimo de recursos y en un modelo prácticamente de «residuo cero», ¡nada se pierde ! Un buen modelo escolar de economía circular.

Si se aplica correctamente, este modelo de negocio puede ayudar a combatir el cambio climático, preservar los recursos marinos y hacer que el océano sea más resistente. No cabe duda de que estas nuevas medidas de la Unión Europea estimularán este mercado, que está llamado a desarrollarse con fuerza, al igual que el mercado de las algas, otro sector de rápido crecimiento.

LEER TAMBIÉN